La gaditanísima en Carnaval
La gaditanísima en Carnaval

CARNAVAL DE CÁDIZ 2019

Entre lo divino y lo churretoso

Los nombres pesan en el Carnaval de Cádiz, aunque se intente negarlo

Por  7:01 h.

El ritmo del Carnaval palpita en el Falla desde el 26 de enero pero las preliminares del COAC, que se prolongarán hasta el día de los enamorados , se están siguiendo con desigual fortuna. En el templo gaditano, las agrupaciones se citan con el público con el deseo de seducirlo pero este año, en el COAC más largo de la historia, ya se escuchan voces que susurran aquello de «lo bueno si breve…».  Dicen las malas lenguas que más de un aficionado está esperando a la primera criba para empezar con el seguimiento exhaustivo de las sesiones. El carnaval de Cádiz tiene un espíritu abierto e intrusivo y, quizás por ello, se mueve entre lo humano y lo divino. Lo bueno por derecho… y lo churretoso.

 

Para participar en el COAC solo hacer falta inscribirse, pero para conquistar al público y al jurado se requiere algo más. Cierto es que el Concurso permite la entrada atoquisqui sin tener en cuenta un mínimo de calidad. Pero también es necesario reconocer que en el Falla hay algunas convenciones no escritas que van más allá de una valoración estricta de música, afinación, interpretación y letra. Por eso, a veces no es suficiente conocer las normas para dar «el tipo»; en esta batalla de las coplas, no todos tienen las mismas armas para enamorar al «respetable».  El Concurso es abierto pero sabe autoprotege porque, aunque cueste reconocerlo, en el COAC pesa la trayectoria. Siempre hay expectativas creadas y el que juega en casa, va con ventaja.

 

Desde antaño, los padrinos siempre fueron importantes en las contiendas. Lo siguen siendo. Los nombres pesan en el Carnaval,  por mucho que se intente negar. Este año, pasarán por el escenario del Falla 137 agrupaciones; hay representantes de Huelva, Málaga, Jaén, Almería y Córdoba. La provincia de Sevilla aporta, ella sola, 33 agrupaciones. El Carnaval de Cádiz crece imparable y una de cada tres agrupaciones del COAC es de fuera de Cádiz. El Concurso oficial, como el carnaval de la calle, se hace cada vez más popular y más universal.

 

Es inevitable que aparezcan voces que añoren la sencillez del Carnaval de antaño, más puro y menos masificado. Pero si todos pueden subir a las tablas del Falla parece razonable que se valore a las agrupaciones exclusivamente por su calidad y no por su procedencia o su renombre. El ‘made in Cadi-Cadi’ no debería tener ningún empujoncito extra ni se debería mentar el topicazo de «las mejores letras se guardan para el siguiente pase».

 

Puede que nos encontremos con sesiones «petardo», noches en que ni los más jartibles aguanten frente al televisor viendo Onda Cádiz, pero si las puertas se abren, hay que asumir que no todo el Falla va a ser orégano. En todo caso, perejil.