Chirigota Daddy Cadi

Opinión

‘Daddy Cadi’

La agrupación de Sevilla representa a la perfección este género musical más extendido entre los jóvenes gracias a esa mezcla de reggae, rap y hip-hop

Por  9:00 h.

Reconozco que no me gusta el reguetón pero me ha sorpendido gratamente la actuación en preliminares de los ‘Daddy Cadi’. La agrupación de Sevilla representa a la perfección este género musical más extendido entre los jóvenes gracias a esa mezcla de reggae, rap y hip-hop. ‘Daddy Cadi’ ha conseguido trasladar sobre el escenario del Falla el carácter de un estilo musical que llama mucho la atención por sus bailes y sus canciones de forma que te hace reír solo con la presencia y el logrado tipo de sus integrantes.

 

La puesta en escena es sencilla pero genial: su coche, un forillo en el que se recuerda el comentado grafiti que sirvió para presentar a la comparsa de Juan Carlos Aragón… y sobre todo, ellos. El vestuario de los componentes no tiene desperdicio y a esto se le añade que se meten en el personaje excepcionalmente y lo exageran con gran arte.

 

A priori parece imposible pero estos chirigoteros logran combinar el 3×4 más carnavalero con el ritmo pausado reguetonero en un repertorio en el que siempre está presente el humor. Y esa es la clave que acompaña una música muy cuidada, obra del Lacio, y unas letras con simpáticos golpes, con un estribillo con final pegadizo y un inicio de popurrí impresionante en el que Paco Alba es ‘el father’. Mucho arte.

 

Sin rivalidades y sin mirar fronteras la gracia de estos ‘Daddy Cadi’ es incuestionable. La chirigota luce como las enormes cadenas y colgantes que sus componentes llevan en sus cuellos. Seguro que aún tienen que ofrecer más minutos de risas y espero que tengamos la oportunidad de verlos de nuevo en este COAC porque será síntoma del reconocimiento de su divertida propuesta.