Lunes de Coros en el Carnaval de Cádiz 2018.

El profesor de Antropología Social José María Manjavacas, de origen gaditano, ha elaborado el informe técnico

El Carnaval de Cádiz, a un paso de entrar en el Catálogo del Patrimonio Histórico andaluz

La tradicional fiesta gaditana se incluirá próximamente en el Catálogo de Patrimonio Artístico de Andalucía

Por  18:52 h.

Un investigador de la Universidad de Córdoba (UCO), el profesor de Antropología Social José María Manjavacas, gaditano de origen, ha elaborado por encargo de la Consejería de Cultura de la Junta la documentación técnica para la inclusión del Carnaval de Cádiz en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía en la tipología Actividad de Interés Etnológico.

 

Según ha indicado la institución universitaria en una nota, el informe incluye una aproximación histórica a este arraigado fenómeno sociocultural de la que destaca su evolución, a diferencia de otras celebraciones rurales, “hacia un modelo de carnaval urbano bajo influencias francesas e italianas, en una permanente tensión entre las expresiones populares de libertad, burla y transgresión carnavalesca y las restricciones e intentos de refinamiento y control por parte de las élites sociales y las autoridades conservadoras locales”.

 

Esta tensión se “sentó en las dos últimas décadas del siglo XIX y hasta mediados de los años treinta del siglo XX las principales bases del Carnaval que ha llegado a nuestros días”. Prohibido durante el franquismo, aunque presente en los imaginarios y prácticas populares, renació con fuerza durante la transición, quedando institucionalizado en 1980 a partir de un proceso participativo impulsado por el primer Ayuntamiento democrático tras la dictadura

En sus aspectos etnológicos, el informe señala que el Carnaval de Cádiz “condensa un amplio y diverso conjunto de manifestaciones de la identidad local, con formas particulares de hablar, declamar y cantar y con componentes de transgresión ritualizada de la normalidad social, de inversión de roles, sátira social y crítica política”.

 

Tras relacionar y describir las actividades más significativas y sus expresiones muebles asociadas, concluye subrayando que los ámbitos vinculados al desarrollo de la celebración festiva comprenden la práctica totalidad del casco histórico de Cádiz, soporte físico de las celebraciones carnavalescas callejeras, tanto programadas como espontáneas. Estas celebraciones constituyen, “por encima de otras consideraciones, el bien cultural patrimonial a salvaguardar, reforzando así la legitimidad de las expresiones carnavalescas populares en el espacio público”.

El informe elaborado desde la UCO da paso a la incoación del expediente para la definitiva incorporación de esta singular fiesta andaluza al Catálogo del Patrimonio Histórico andaluz.