La Voz del Carnaval de Cádiz 2017 DYC. Carnaval de Cadiz 2017

Un pregón de leyenda para unir de por vida a Cádiz y El Puerto

Pedro ‘el de los Majaras’ se convierte en el capitán del Vaporcito para cantarle a Cádiz

Nuria Agrafojo | 2017-02-25 22:57:00
Compartir en Tuenti
Un pregón de leyenda para unir  de por vida a Cádiz y El Puerto

Una declaración de amor, un abrazo de gratitud, un te quiero más. Otro. Un majara loco por Cádiz. Es el legado de Pedro, el capitán del Vaporcito que ayer navegó entre las calles de Cádiz y removió las entrañas del Carnaval de Cádiz. Cuando habla Pedro, habla El Puerto, habla un trocito de la historia viva de la fiesta gaditana. Habla un coplero, sin más. 

«Cuando canta Cai, el tiempo se para. Es lo que hay: estamos majaras», repetía una y otra vez el pregonero, que como no podía ser de otra manera, lo hizo ataviado con el traje de capitán del barco que ha simbolizado durante décadas la unión de Cádiz y El Puerto de Santa María. Por eso, sus versos no pudieron dejar de reivindicar ese estandarte, el primero que le trajo a Cádiz. «No podía llegar de otra manera, desde mi Puerto, gaditano rinconcito. A Cádiz por el mar siempre se entra y ojalá que algún día sea en el Vaporcito», reclamaba un emionado caballero. 

«Esta noche es noche de emociones, con más nervios que el primer pasodoble. Traigo cariño, corazón y equivocaciones, que seguro son perdonables», se presenta el pregonero. «No soy poeta, y pa mí un libro es un libreto. Fui camarero de barrio, barrio Alto de El Puerto. De los Majaras es mi apellido y mi nombre Pedro. Tuve dos bautizos: el del cura y el del pueblo. Me conocen porque canto enseñando las manos, buscando el abrazo de todos los gaditanos», se retrata este patrón de veteranía. 

Y entre verso y verso, Pedro presume de amigos y compañeros, porque si hay algo que siempre ha caracterizado a Antonio Rico Segura, es su extrema generosidad. Los integrantes de la comparsa ‘El Ángel de Cádiz’ son los primeros invitados del pregón y recuerdan el mítico pasodoble que Tino Tovar escribió para ‘El espíritu de Cádiz’: «Anda suelto un majara», con el hijo de Pedro liderando la primera fila. Y tras la comparsa de Tovar, la chirigota del Love entona también otro mítico pasodoble: «Al volver de los ensayos». Sandra Cabrera, con las ‘Habaneras de Cádiz’, Rubén López, con un hermoso pasodoble, Las Carlotas, con ‘Soy gaditana’ o el homenaje de Selu de ‘El Barrio’, ‘Ecos del Rocío’, Javier Ruibal a través de un mensaje emitido por las pantallas de San Antonio  tejen un pregón a base de compás y emotividad. 

Pedro brinda un pregón de coplas y de gratitud eterna. Por eso, no puede faltar la copla, de Carnaval y de cante, y, por supuesto, algunas de las que él mismo ha entonado a lo largo de sus 60 años de Carnaval. La antología de los Majaras es la encargada de interpretarlas, con la presencia de algunos de los míticos componentes de las comparsas de El Puerto. ‘El fantasma de la ópera’, ‘Israel’ o ‘Los del Puerto’ son algunas de las que quiso rememorar el pregonero.

El capitán del Vaporcito echa la vista atrás. «Que nadie se ofenda, si quiero recordar, que con cualquier prenda, se hacía un disfraz. Un pito de caña, una casapuerta, coplas con gracia, burlando pobrezas, gente en silencio, dispuesta a escuchar, aplausos inmensos, en cada final. Las calles repletas de magia especial. Eso, picha, eso, eso era Carnaval. Que vuelva de nuevo, lo pido por Dios, que en Cádiz la fiesta no es un botellón», defiende Pedro. 

La vista atrás

«Algo me entra en el cuerpo, cuando escucho un piano. Me convierto en coplero, y me asaltan recuerdos. Lo siento, pero no me contengo, que Don Carnal me perdone, si ahora me atrevo cantando una copla que siempre he cantado pa mis adentros», apuntaba antes de arrancarse en solitario con ‘La bien pagá’, otro de los temas de su repertorio de copla. 

Entre las coplas de ayer y de hoy, también hay momentos para la diversión, con continuas salidas del guión del pregonero, que despierta los gritos del público. «Pedro, pedro», se escucha desde una Plaza de San Antonio abarrotada de gente, preparada para disfrutar del Carnaval en la calle.

Tampoco falta a la cita Emilio Gutiérrez Cruz, ‘El Libi’, que se presentó en el escenario haciéndose pasar por Pedro y con varios golpes de actualidad sobre la Gran Final del Concurso. Como es habitual, una parodia que arranca las carcajadas del respetable, que pide que no abandone el escenario.

Los hijos del pregonero protagonizan uno de los momentos más emotivos de la noche, dedicándole un sentido pasodoble, en el que reivindican la figura de su padre en el Carnaval de Cádiz. También quedará para la historia, de Cádiz y también de El Puerto de Santa María, la imagen de los componentes de una comparsa de leyenda, la de los Majaras, cantando el pasodoble ‘Un 4 de diciembre’ sobre el escenario de San Antonio. Y con estos sones y esta letra, arranca en las calles de Cádiz un nuevo Carnaval, el de 2017, el de Pedro, el de los Majaras, el de El Puerto.

 

OPINIÓN
José Landi

La noche más triste

Esta noche podría escribir los versos más tristes, escribió Neruda un domingo de piñata. Porque e...
Escribe un comentario
BUSCADOR
AGENDA
No hay próximos eventos...