Una función esperada, pero solamente buena

La función desentonó algo en calidad con respecto a la del viernes

Por  0:00 h.
La orquesta Cádiz – Con pura sangre gaditana
Coro-Cádiz
Letra: Rafael Pastrana Guillén
Música: José Ramón Zamora Cabeza
Director: Rafael Pastrana Guillén
En el primer tango, monográfico sobre la sangre gaditana, pero en plan bien, no como otros que usan lo del RH de una manera más chunga. El segundo es una dura crítica a la propuesta de celebrar un carrusel de coros en Agosto. A la vez que censuran a los peseteros que se apuntan a ese desfile sin fundamento, defienden el peso que debe tener el coro dentro del carnaval gaditano. Antes de la tanda de cuplés, al igual que en preliminares cantaron el de las Brujas Piti, ahora interpretan otro pasodoble del Noly: Los Vikingos. Precioso, pero como cundiera el ejemplo y cada agrupación se pusiera a cantar coplas de antología íbamos a salir de aquí directos a la churrería. En el primer cuplé, quieren vender al niño que con treinta años todavía no se ha ido de su casa. El segundo, a las niñas que estudian fuera, también con poca gracia. En el popurrí, recorrido auditivo por Cádiz. Vuelven a arrancar los aplausos del público en la cuarteta cofrade.

Vueltecita gaditana… – No te creas el cuento que te cuentan
Chirigota-Cádiz
Letra: La agrupación
Música: La agrupación
Director: Manuel Cornejo Aragón
Vienen dispuestos a aliñar su actuación con ese valor añadido que sólo ellos pueden darle. En el primer pasodoble, le enseñan a los guiris las vallas que ha colocado la Alcaldesa mostrando el Cádiz virtual que tendremos en 2012. «No se lo pierdan, vuelvan para la ocasión y ojalá que me lo cuenten porque yo seguramente esté en Castellón». En el segundo, estos pimpis angangos tienen ilusión por poder votar. Pero están indecisos ante las maravillas que prometen los políticos, por lo que piden consejo a sus papás, que les recomiendan que no se crean esos cuentos. En el primer cuplé, las plagas que hubo este verano, por ejemplo las medusas, los mosquitos o los topillos. Dicen que para el verano que viene habrá una nueva plaga de mosquitos que en vez de picarte te pondrán un rabo. En el segundo, el rey y los conflictos diplomáticos. Reparten cervecitas fresquitas en el estribillo. A fuerza de ganas, gustan más que en preliminares. Pero la debilidad del repertorio sigue ahí.

Mi cai chiquito – Marineros en tierra, con sus compañeros
Comparsa-El Puerto
Letra: Antonio Pedro Serrano ‘El Canijo’
Música: Enrique García Rosado
Director: Antonio Rico Segura
En el primer pasodoble, el hijo de uno de los desaparecidos en el naufragio del Nueva Pepita Aurora se dirige a Dios para pedirle responsabilidades. No se explican que no encuentren los restos. Acaban diciendo que si se hunde el velero del rey Juan Carlos seguro que sobran millones para encontrarlo. El segundo pasodoble es un canto de agradecimiento a sus padres. Como son gigantes, su apetito también lo es. Si tienen ganas de pescaíto se van a Barbate y se comen una almadraba, si tienen ganas de dulces, se comen media Medina. Al final, dicen que si les da un retortijón, para eso está el Chapín. Ya empiezan a resultar patéticos estos chistes hirientes hacia Jerez y más cuando se hacen con tan poco gusto. Parece un poco de catetos aplaudir una y otra vez lo mismo. Y lo peor es que autores con tanto ingenio como el Canijo recurran a esto para buscar ese aplauso tan fácil. En fin. Tras el bajonazo de los cuplés, vuelven a la senda correcta en el popurrí.

Pal desembarco nosmardía – Esto sí que es un peaso coro
Cuarteto-Cádiz
Letra: M. Ángel Moreno y J. Manuel Cossi
Música: J. Manuel Cossi y M. A. Moreno
Director: Ángel Gago Cubelo
El soldado Jhonny sale de un combi porque está en el «Fagor» de la batalla. Desactivando una bomba, aciertan con en cable. «En cuatro años, lo primero que hacemos bien». «Ea, po ya hemo hecho más que el PP». General, tengo una noticia buena y otra mala. Humor surrealista marca de la casa que es acogido a veces con frialdad por un público más amigo de los chascarrillos y las imitaciones. En los cuplés, cada vez hay más famosos que vienen por carnavales. Cayetano Rivera quiere venir con un coro pero al final nunca puede porque siempre lo coge el toro. En el segundo, habrá un nuevo maremoto. Jerez se salvará porque ni el mar traga a los jerezanos. Otros que se apuntan al bombardeo. Al final los alemanes se los llevan a un campo de concentración, donde los pasarán muy mal porque se distraen con to. Son despedidos con gritos de «¡Esto sí que es un peaso coro!» por la cantidad de figurantes que traen.

Los bichos (las fuerzas…) – Fermín Salvochea, Alcalde Perpetuo
Chirigota-Cádiz
Letra: Manuel Santander Cahué
Música: Manuel Sánchez Alba
Director: José Ríos Temblador
Llegan los bichos con sus papelillos cantando tanguillos en la rítmica y hueca presentación. En el primer pasodoble, la Viña cara y cruz del Cádiz cutre del conformismo. Siempre riendo, siempre llorando. Se avergüenzan de ser de ese barrio pero es el suyo y es donde viven y es donde mueren. Se cumplen cien años desde que muriera Fermín Salvochea. Sin embargo, en Cádiz prefieren poner un Nazareno de alcalde perpetuo, que con todos los respetos no saben qué habrá hecho por Cádiz. Para ellos el alcalde de Cádiz siempre será Salvochea. Las mujeres con el tema de los divorcio le hacen mucho daño a los hombres. Maricharlar se le ha quedao más cara tonto. En el segundo, las cremitas que usan los hombres para el cutis son un timazo, si no, fijarse en Marichalar que ahora tiene más cara tonto que antes. No funcionan demasiado bien los cuplés, que bajan respecto a los buenos pasodobles. Popurrí regular.

Los perfumistas – Se hace el silencio en el Falla
Comparsa-Cádiz
Letra: Constantino Tovar Verdejo
Música: Constantino Tovar Verdejo
Director: Ángel Subiela Gómez
Otro grupo que, como el del Love, tiene que darlo todo hoy para colocarse de nuevo entre las comparsas con olor a final. Durísimas palabras contra la Iglesia en un primer pasodoble que es un ataque frontal a los obispos que se manifestaron en defensa de los valores de la familia. Defienden con rabia la adopción por matrimonios homosexuales. Con el segundo pasodoble aplacan los gritos de cachondeíto con el tipo que se oían desde el gallinero, como cuando le dijeron a Zubiela que parecía Cruela de Vil. A capella, cantan al silencio en todas sus vertientes, concluyendo con el peor silencio posible, el que calla ante el maltrato de las mujeres. Los cuplés no acaban de convencer: Marichalar ha ido a descansar a Sierra Nevada, pero lo del esquí no es lo suyo, porque se lleva todo el día dando vueltas sobre sí mismo. Maldad. En el segundo, Quiñones como Dios Momo respondiendo a las peticiones de pasodobles del público. El popurrí hoy tampoco termina de romper.

Los proscritos de la viña – Declaración anti-cofrade
Coro-Cádiz
Letra: Francisco Cárdenas y Ramón Peñalver
Música: José María Barranco
Director: Juan Pastrana González
En el primer tango, dicen que hay muchos antifaces de oro del que cagó el moro. Hay gente con 24 años que para llegar a 25 van de segundos letristas en una juvenil. Recuerdan la cantidad de artistas sin antifaz que le han dado mucho más a Cádiz que algunos que lo lucen en su solapa. En el segundo tango, no les importa que los tachen de ateo, pero ellos no comulgan con los excesos de la Semana Santa. El público aplaude con el mismo fervor con que aplaudió antes cuando sonó Saeta. En el primer cuplé, hablan de los disfraces del atracador de bancos el Solitario, tan buenos que Canal Sur le quería dar la aguja de oro. En el segundo, comentan la restauración que le hace falta al tipo que llevan. No les importa que les den un buen repellado pero que no les toquen el bajante. Acaban el popurrí con su loa a las mujeres, con lo que se ganan la ovación de las ninfas, a las que acompaña el público que se ha ido incorporand a medida que iban acabándose los bocatas.

Los proscritos (regalos y…) – Resucitando desde el cajón
Chirigota-Cádiz
Letra: José Miguel Choza Camacho
Música: José Miguel Choza Camacho
Director: José Miguel Choza Camacho
Esta chirigota, que para algunos sobra de esta fase, destacó en preliminares sobre todo por lo bien cantada que venía y por el simpático popurrí. En el primer pasodoble, le piden a Dios que aclare algunas cuestiones y sobre todo, que reconozca que el mundo que creó se le ha escapado de las manos. En el segundo, aseveran que esta ciudad no es sólo el Cádiz y la chirigota. El primer cuplé, sobre una novia hipocondríaca, no obtiene el beneplácito de la afición. Como son fantasmas, se cuelan en las casas de algunos famosos según nos cuentan en el segundo cuplé. También practican las posesiones y se metieron en el cuerpo del pozí y todavía tienen dolor de espalda. Los cuplés no han estado muy allá. Con el popurrí, como era de esperar, al final consiguen dejar un buen sabor de boca y no les podrán echar en cara que son unos colaos. Al menos, no lo son más que algún que otro grupo de mayor renombre del que pocos se han quejado de que haya pasado el primer corte.

Los reciclaos – Acordándose de los expulsados
Comparsa-Algeciras
Letra: Manuel Calderón y José María Durán
Música: José María Durán
Director: José María Durán
Primer pasodoble en el que describen la situación de dos padres que deben dejar a su hija con su abuela todas las mañanas para irse a trabajar. Cuando va de vuelta, la niña entra llorando en el coche porque quiere con su yaya. En el segundo, el autor tiene unas palabras de agradecimiento para esos antiguos componentes con los que un día decidió no seguir contando pero, a pesar de todo, no le guardan resentimiento y siguen siendo sus amigos. El primer cuplé, sobre una mujer soldado muy explosiva, no está muy afortunado. El segundo es una revisión del chiste del cable pelao.  En el popurrí, no se despegan en ningún momento de la idea que vienen representando. Salvo alguna cuarteta pelín cursi como la de la muñequita con carita de trapo a la que remiendan con hilo de poemas, la selección musical y las letras están bastante acertadas. Especialmente destacable la cuarteta en la que cantan un pasodoble a golpes de nudillos sobre un pequeño baúl.

Los revelaos – Cádiz es algo más  que una postal
Chirigota-Cádiz
Letra: Juan Manuel Braza Benítez
Música: Juan Manuel Braza Benítez
Director: Juan Manuel Braza Benítez
En el primer pasodoble, cuentan como siempre que salen de Cádiz con la chirigota reciben elogios para nuestra ciudad. Sin embargo, para ellos Cádiz es algo más que una postal. No se conforman con que le laven la cara antes de unas elecciones para que salga bonita en la foto. En el segundo, cuando revelan la foto de un niño pequeño se les alegra el día mirando una cara tan pura. Por eso les duele tanto que unos bastardos abusen de criaturas haciendo fotos para ponerlas en Internet. Quieren que estos desaprensivos se pudran en la cárcel. En el primer cuplé, la vecina tiene un niño hiperactivo. Lo llevaron al Aquasherry y salía el niño en todas las fotos del panel.  En el segundo cuplé, bastante mejor, a estos fotógrafos les ha salido trabajo en el Falla para retratar a las agrupaciones.  Llevaron al hijo a camerinos y el Yuyu intentó darle un susto sin éxito. Pero llegó el Zubiela con la peluca y el niño salió por patas. El Sheriff quiere dedicar el popurrí a María la Yerbabuena, a la que echa mucho de menos.

El tirititrén – En defensa de la Monarquía
Comparsa -Cádiz
Letra: Rafael Pastrana Guillen
Música: Jesús Manuel Monje López
Director: José Antonio Muñoz
Vuelve a sonar potente la presentación de esta comparsa que es de las más curradas de este año. Con el primer pasodoble optan al Premio Coplas para Andalucía. En él, van enumerando distintos personajes que en opinión del autor representan nuestra comunidad autónoma. El segundo es la primera letra monárquica por derecho que se ha escuchado en el concurso. Cuentan todo lo que hay aguantar para ser rey de España: hay que aguantar los chistecitos que se escuchan en carnavales, que se metan con tus hijos y que ofendan a tu madre. Y soportar a un gobierno de izquierda o de derechas formado por mangantes. Parecía que al final le iban a dar el toquecito, pero no. Era un pasodoble de defensa a la monarquía puro y duro. Tiene que haber gente para todo. En el primer cuplé relatan la costumbre de ponerle nombres a las gurrinas. Dicen que la suya se llama Bonoloto porque nunca toca. En el segundo, se ligaron a una del coro Papelandia y con su tanga se liaron un canuto.  Lucimiento vocal en el popurrí