Carnaval

Juan Carlos Aragón, ‘oh, darling’

En internet sólo quedan entradas para los días 21, 27 y 29 mientras que en las taquillas quedan para todos los días a excepción del domingo 18

Por  17:04 h.
Juan Carlos Aragón, 'oh, darling'

Ni frío, ni niebla, ni noches en vela, ni caminos de vuelta de cinco horas. Una butaca o un asiento en el Paraíso del Gran Teatro Falla para disfrutar del Carnaval de Cádiz bien lo merece.

La sesión del domingo 18, con Juan Carlos Aragón, ha sido la primera en agotar las entradas tanto en papel como en internet, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Cádiz a las 20.30 horas de hoy. En internet sólo quedan entradas para los días 21, 27 y 29 mientras que en las taquillas quedan para todos los días a excepción del mencionado domingo 18.

De hecho, pocos de los que aguardan la cola en el estadio Ramón de Carranza para hacerse con una entrada para alguna o varias de las sesiones de Preliminares del COAC 2015, entienden que pasar horas, días a la intemperie, para disfrutar en directo del concurso del Carnaval gaditano sea un sacrificio.

Para la mayoría, supone una oportunidad de compartir con otros aficionados, una mini fiesta, un acto social, una forma de encontrar nuevos amigos, una ilusión.

Algunos, se llevan a casa las entradas y decenas de fotos y entrevistas. Son los primeros de la fila. La cabeza del reguero de carnavaleros quellevan apostados en las taquillas del estadio desde este martes.

La imagen minutos antes de las diez de la mañana, hora en la que han empezado a venderse las entradas -simultáneamente a la venta por internet- era la que cualquiera puede imaginar: una nube de plástico, una tierra de mantas y sacos de dormir, y un catálogo de sillas de playamás extenso que el que puede verse una jornada veraniega en La Victoria.

Las viandas, las clásicas también de toda cola. Tortillas, bocadillos, aperitivos, refrescos y alguna que otra petaca de alcohol para calentarse. La conversación, cómo no, el Concurso del Falla. El día en que muchos volverán a encontrarse, el 18 de enero. El nombre propio de esta convivencia, Juan Carlos Aragón.

Carmen cumple la mayoría de edad en febrero y sus padres le han regalado una entrada para ver a Los millonarios, la comparsa con la que Aragón regresa al certamen de coplas carnavalescas.

La joven no sólo está emocionada por cumplir el sueño de asistir al pase de su ídolo, sino también por el ‘honor’ de haber sido la primera en conseguirlo. Sus padres se han turnado desde las 7 de la mañana del miércoles para guardar sitio en la fila. Y Cecilia, ella y su hermana pequeña han sido las primeras en salir con el preciado botín. Del tirón, para el colegio.

De vuelta a Huelva van Francisco Padilla y su nieto Juan Jesús, después de dos días en Cádiz. Vinieron el martes y se resguardaron del frío en el interior del coche hasta que empezaron a ver a los primeros habitantes de la fila, que a la postre, se convirtieron en amigos.

Volverán a verse, casi todos, el próximo domingo 18 de enero. Además del regreso de Juan Carlos, la sesión tiene otros atractivos como La comparsa rosa, segunda clasificada de su modalidad el año pasado con Los hombres de negro, o el Coro de Sanlúcar, principal reclamo para Dani, un sanluqueño de 25 años que llegó junto a su amigo Pepe a la de la 1 de la madrugada del miércoles.

Pepe se ha llevado dos noches al raso para comprar entradas para dos sesiones. Él sí ‘muere’ por Aragón, pero él es carnavalero de amplios gustos. Ha comprado localidades, para venir solo, al pase del 24 de enero, que concita en una misma noche a las chirigotas de Lupo y Manolo Santander y la comparsa de Nene Cheza.

Mercedes es otra joven aficionada que ha pasado la noche en la calle para poder cumplir su sueño el 18 de enero. Cuatro horas de camino la separaban. Viene de Jaén, aunque para entrar por primera vez en el Falla no hay distancia insalvable.

Un sitio privilegiado en la cola, entre los 30 primeros, le aseguraba la localidad deseada. Porque esta mañana de apertura de taquilla es también una jornada de cálculos, de nervios, de paciencia, de rumores. «¿Qué se han agotado ya las de Aragón? No puede ser, sino han comprado ni 25 personas».

Mercedes ha venido de Jaén sola, pero en el estadio ha coincidido conManu, un joven sevillano al que conoce a través de un grupo de carnaval de whatsapp. Un grupo de aficionados, «que no de seguidores de nadie, sino del Carnaval», apuntan.

Cada uno tiene sus gustos y Manu, además de entradas para el día 18, ha comprado para «escuchar a la Viña», la sesión en la que participan Lupo y Santander. Y si puede, volverán hacer cola para el pase de Semifinales. Es experto, pues éste es su quinto viaje destino el Falla.