Carnaval

El PSOE, en contra de la propuesta municipal de cambiar la ubicación del Museo del Carnaval

Por  0:25 h.

El Grupo Municipal del PSOE anunció ayer su intención de votar en contra de la propuesta que llevará el equipo de gobierno al Pleno de hoy para construir el Museo del Carnaval en la plaza Guerra Jiménez y no en la plaza de la Reina como estaba previsto. Desde las filas socialistas defendieron la recuperación de edificios históricos infrautilizados o ya sin uso en el centro de la ciudad para albergar equipamientos culturales o turísticos. Entre ellos propusieron la Casa-Palacio de los Marqueses de Recaño, en la calle Marqués del Real Tesoro esquina a Sacramento, para acoger el vasto material existente de la gran fiesta gaditana.

Según el portavoz municipal del PSOE, Fran González, el anuncio del Ayuntamiento de cambiar el emplazamiento del Museo del Carnaval es «un nuevo mal apaño del PP, que en vez de solucionar una obra eternizada en el tiempo, va a construir un edificio en el centro histórico totalmente innecesario. En vez de tomar una decisión errónea, nosotros planteamos aprovechar los numerosos edificios históricos con que contamos en la ciudad y que, a día de hoy, están infrautilizados cuando no directamente sin uso».

González aprovechó el debate sobre la ubicación del futuro Museo del Carnaval para ahondar en lo que calificó como «un tema importante desde varios puntos de vista para una ciudad sin espacio y con déficit económico: la necesidad de aprovechar el legado existente». El socialista insistió en que «es fundamental acometer un debate maduro y con perspectiva sobre el modelo de ciudad, contando entre sus argumentos principales la recuperación, dotación, equipamiento y utilización de los innumerables edificios de la ciudad que actualmente languidecen y que podemos perder si no se actúa de una forma decidida».

Fran González apostó por un debate «político y ciudadano, porque es necesario que los ciudadanos participen y transmitan a los políticos qué modelo de ciudad demandan. Porque desde el ordeno y mando de la mayoría absoluta no se puede gobernar a capricho o impulsos, levantando, por ejemplo, una edificación moderna para el Museo del Carnaval que rompa la estética de la zona». Además, señaló la necesidad de plantear alternativas «para las demandas ciudadanas y corregir errores anteriores».