La comparsa 'Los prisioneros'.

Los prisioneros

Por  22:40 h.
Autor Letra Miguel Ángel García Argüez y José Manuel Aranda
Autor Música Manuel Sánchez Alba 'Noly'
Localidad Cádiz
Agrupación año anterior Los equilibristas
Fecha próxima actuación 30-01-2018 23:10:00

ACTUACIÓN EN LA FINAL DE LA COMPARSA LOS PRISIONEROS

 

Aranda, Chapa, Noly y Subiela. Menudo Dream Team. De semejante cuarteto la genialidad brota como el agua de un manantial. El concurso que habían hecho hasta plantarse en la Gran Final auguraba grandes cosas, pero toda expectativa se vio desbordada por la colosal actuación que cuajaron en la última noche de este bendito maratón de coplas.

 

DOS LETRAS COMO DOS BOMBAS  

 

Los dos pasodobles, superlativos, tuvieron un efecto catártico en el auditorio que pocas veces se da en el Falla. Muy de vez en cuando, alguna gran comparsa lo consigue con uno. Pero que ambos recorran la columna vertebral del teatro sin dejar un vello en su sitio es una proeza prácticamente imposible. Hace falta que todos los astros se alineen: una música de pellizco, una interpretación de categoría y, sobre todo, una letra que rompa todos los esquemas. Pues Los prisioneros dieron con la tecla. Dos veces con el mismo recurso: ese giro final inesperado (que no rebuscado) en la letra que dota de un sentido totalmente diferente y satisfactorio a todo lo narrado anteriormente. En la primera, una mujer se dispone a ver a un prisionero. Mira el reloj, está nerviosa. Cuando llega su turno, alguien la avisa y entra. Se le acelera el pulso y los sentimientos se mezclan. Mirar su cara, aunque sea a través de un cristal, la hace sentir feliz y rara, tiene tantas cosas que decirle, tantos sueños que materializar a su lado. Le pide al preso que aguante, que le falta poco para salir en libertad. Aunque le confirman que no está bien, sano, bien alimentado, ella siente miedo mientras tacha los días del calendario. Y ahí llega el genial giro: el prisionero no está en la cárcel, sino en su vientre. Es su hijo no nato.

 

La segunda letra es el acto de contrición de un hijo ante su padre. Sabe que no es ni de lejos el hijo que deseó, que no ha crecido como él lo soñó, que no ha seguido sus consejos, que está muy lejos de su ejemplo. Pero a pesar de las diferencias, le ha guardado respeto y se ha esforzado por seguir su modelo. Y, por fin, la vuelta de tuerca: quien habla es la comparsa y el padre es Paco Alba. Estremecimiento general y otra atronadora ovación.

 

Aguantaron el tipo sin muchos alardes en los cuplés. Tras repetir el cuplé de Siri de semifinales, ironizaron con guasa en el segundo sobre el cuarto premio de Los Equilibristas del año pasado.

 

LEVANTADA UNÁNIME

 

Después del enorme popurrí, que interpretaron con más pasión que nunca, salieron por fin de la jaula y recibieron a pie de foso el reconocimiento unánime del público, que los despidió en pie. Es muy difícil concebir que alguna comparsa sea capaz de superar lo ofrecido por Subiela y los suyos en esta gloriosa noche, por lo que, si la actuación en la Gran Final decide el primer premio, Los Prisioneros contarían con muchas papeletas para hacerse con él.

 

FOTOS: ‘Los prisioneros ‘ en su pase de Final del Falla.

 

Comparsa ‘Los prisioneros’ en la Final del Falla 2018.

 

ACTUACIÓN EN SEMIFINAL DE LA COMPARSA LOS PRISIONEROS

 

VALORACIÓN: A LA FINAL 

 

La comparsa de Chapa, Noly y Subiela no logró continuar su línea ascendente y se estancó ligeramente respecto al sensacional pase de cuartos. Las letras de los pasodobles, si bien rayaron a un nivel bastante alto, no alcanzaron las cotas de las de su anterior actuación mientras que los cuplés experimentaron una leve mejoría.

 

En el primer pasodoble, un hombre se dirige a la que fue su mujer, ahora que están enamorados de otros amores, para darle las gracias por todo lo vivido y para cantarle al cariño que conservan, al esfuerzo realizado para conservar la familia. No concibe la pobre palabra exmujer, pues seguirá siendo su amiga más fiel, su vieja cómplice y compañera. La segunda letra es una magistral defensa de la Ley de Dependencia perfectamente relacionada con un asunto aparentemente tan distante como la reivindicación de la unidad de España. Mientras una muchacha con su pancarta grita en la cera, otra pasa su vida sentada en una silla de ruedas, mientras una familia se manifiesta haciendo patria, otra cuadra sus turnos para que haya siempre alguien en casa, mientras unos gritan en la plaza, una anciana postrada en la cama mira el techo de su habitación y hay quien insiste en repetir su orgullo por el país. Mientras los gobiernos son sordos y en un lado y otro mueven sus banderitas, la Ley de Dependencia es la necesidad más importante, porque ellos son de verdad por los que hay que luchar para que consigan ya su independencia.

 

Estuvieron más simpáticos que en cuartos los cuplés, a la liposucción de Terelu Campos y a Siri, la aplicación de Iphone.

 

La presencia de Los Prisioneros en la Gran Final parece prácticamente asegurada aunque su oscilante progresión en el concurso podría alejarlos de optar por los mejores premios.

 

FOTOS: ‘Los Prisioneros’ en su actuación en Semifinales del COAC 2018.

 

‘Los prisioneros’ en Semifinales.

ACTUACIÓN EN CUARTOS DE LA COMPARSA LOS PRISIONEROS

 

VALORACIÓN: A SEMIFINALES DEL TIRÓN 

 

La presentación, con ese mensaje tan magistralmente expresado y esa música punzante hasta el clímax final, sigue pareciéndome una barbaridad. Y si encima lo cantan como lo cantan, aún mejor que en preliminares, ya no se puede volar más alto.

 

Arenga a los suyos, “¡Pasión decía Paco Alba, la comparsa es pasión!”, Subiela antes del primer pasodoble, un increíble piropo acumulativo a la mujer personificado en las pregoneras.  Una mujer si quiere puede solita parar el mundo, dos mujeres revolucionarias pueden hacer inquebrantable una amistad, tres pueden si quieren apropiarse de la gracia sin dueño, así que ya cuatro mujeres, con arte para regalar, no sé la que pueden liar si son de Cádiz y son pregoneras.

 

LETRA CUMBRE

 

Pero la que, hasta el momento, es la letra del concurso y apunta a quedar en la memoria es la segunda. La construcción del pasodoble, que recuerda en su concepción a la fábula del burro, el hombre y el niño del Conde Lucanor, es soberbia. Así cantaron a los alguaciles de la moral: dije en cierto sitio con una copla lo que pensaba, salieron tres tipos y me dijeron que yo era un facha. Luego en otro sitio canté lo mismo exactamente y me llamaron rojo, antisistema y delincuente. A la tercera, me acusaron de equidistante, otro me pegaba con un cirio y otro me tachaba de anarquista radical. Canté de nuevo esa letra y le buscaron la vuelta para llamarme machista y en el twiter dijo otro menda que intervenga la fiscalía. Seguid así que entre todos nos vamos a cargar la libertad más sencilla y sagrada, que va a acabar el carnaval encerraíto dentro de una jaula. Vaya tanda de pasodobles.

 

EL TACHÓN

 

En cambio, no destacaron en absoluto medida los cuplés, bastante mediocres para venir del autor de joyas callejeras como La escopeta nacional, o Los que se quedaron en los huesitos. No cuajaron ninguno de los dos, a un problema de fontanería y a la dermatofagia, con toquetazo final a Isabel Preysler.

 

MUY TOP

 

Remontaron el vuelo nuevamente en el popurrí, sublime, que relumbró especialmente una vez superadas las imprecisiones en la interpretación de preliminares. La carcelera del final, con Carli y Taleguilla en modo dioses, para ponérsela a los chiquillos que quieran aprender de qué va esto de cantar en comparsa.

FOTOS: Actuación de ‘Los prisioneros’ en cuartos de Final del COAC 2018

 

Comparsa ‘Los prisioneros’ en cuartos de Final.

 

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DE LA COMPARSA LOS PRISIONEROS

 

VALORACIÓN: APTÍSIMO 

 

Pajarillos enjaulados. Qué difícil es dar con algo tan sencillo. Pero Subiela lo ha vuelto a hacer. Voces prisioneras que cantan para espantar los males de otro. Canores que se dejan la vida cantando en esta jaula que es el Falla. Condenados a la esclavitud por el que quiere escuchar sus trinos. Ese mismo carcelero al que sin embargo aman con locura. Genial e inagotable metáfora en una presentación que, además, es un prodigio musical e interpretativo.

 

¡VAYA PLUMA! 

Prescinden de la habitual sencillez de la letra de metida para encajar en su lugar un piropo a Cádiz de una calidad literaria y emotiva que al fundirse con el antológico pasodoble del Noly hace surgir auténtica magia. Ese pianito prolongado antes del remate no deja un vello en su sitio. Siguió derrochando pluma Argüez en el segundo, un canto contra el patriotismo barato y de banderola de un gaditano que ha viajado por todo el mundo para concluir que las nacionalidades no son más que producto del azar y que en modo alguno nos definen.

 

Tanda de cuplés que, a diferencia de lo acostumbrado en la modalidad, no son una mera excusa para cantar el, por otra parte, delicioso estribillo. Simpático el primero, a la moda de contratar agrupaciones de carnaval para todo tipo de celebraciones. La cosa está llegando demasiado lejos, hasta el punto de que al funeral de su suegra fue a cantar Arturito. Ocurrente también el segundo, si bien no rompió  tanto, a la intención de Kichi de quitar los mamotretos.

 

LA OVACIÓN

¡Empezad, otra vez, por favor!, pide una voz justo antes del popurrí. Un popurrí, como casi todo lo que lo precedió, de altos vueltos, pese a algunas imprecisiones vocales que habrá que ir limando. El público los despidió con una larga, larguísima ovación de más de dos minutos, sin decir ni pío, y conscientes de haber presenciado el estreno de una comparsa que apunta a pelotazo.

 

  LA REACCIÓN

La irrupción de Los Prisioneros en el concurso no dejó a nadie indiferente y no tardaron en llover las reacciones en las redes sociales.  Quizá la que mejor, por concisa, resumió el sentimiento general fue la del cantante y pregonero de 2005 Alejandro Sanz:

 

 

FOTOS: Actuación de Los prisioneros en preliminares del COAC 2018