Comparsa 'Los mafiosos', de Juan Carlos Aragón, en el COAC 2018.

Los mafiosos

Por  2:20 h.
Autor Letra Juan Carlos Aragón
Autor Música Juan Carlos Aragón
Localidad Cádiz
Agrupación año anterior Los peregrinos
Fecha próxima actuación 22-01-2018 23:50:00

ACTUACIÓN EN LA FINAL DE LA COMPARSA LOS MAFIOSOS

 

La comparsa de Juan Carlos Aragón se presentó en la finalísima con un historial prácticamente intachable en pasodobles y cuplés y, como era esperable, no defraudó en su última cita. Si bien es cierto que quizá otras propuestas tienen más facilidad para emocionar, la calidad objetiva de música y letra de Los mafiosos es difícilmente superable.

 

BELLEZA QUE ENAMORA

 

Ese maravilloso punteado introductorio que anticipa una nueva letra de Juan Carlos Aragón es para un servidor como la campana para el perro de Pavlov. Activa automáticamente todos los receptores de lo bello que en el cuerpo existen. Se colmaron, claro, con el primer pasodoble, un descomunal piropo a Cádiz, ciudad de las miles de torres, de millones de coplas, diosa única posible entre los dioses, canción unica de amor en nuestras bocas, amurallada por los siglos, condenada entre el dolor y la gracia. Los rayos del sol cayendo en el inmenso mar seducen con nuestro botín a piratas de aquí y allí y cuando al amanecer va alumbrando el nuevo día, si volviera a nacer, en piedra me convertiría.  Cuando Dios la mira desde el universo, le brinda un lugar para que el lunes de carnaval, el día del juicio final el paraíso no coja tan lejos.

 

En el  segundo pasodoble, Juan Carlos retomó la idea de la cruz a la que ya cantó con Los Inmortales para hacer un alegato en contra del fanatismo religioso. Pero no el del Islam, “que yo no tengo nada con otras religiones”, sino el de los católicos, que no tardan en hacer la guerra santa contra el primero que ose a criticar a su Hermandad. “Porque aquí los fanáticos son los de Alá, pero al que nombre a mi Virgen lo mato”. La letra, exquisitamente desarrollada, careció quizá del impacto emocional necesario para calar profundamente en el público, apelando más al intelecto que al sentimiento. Que eso sea una decisión oportuna para ganar un concurso donde tal vez primen las sensaciones, lo dudo; que si hay que puntuar la letra estrictamente por su calidad literaria la nota no puede bajar del sobresaliente, no.

 

CAMPEONES DEL HUMOR

 

Lo volvieron a hacer en los cuplés, ambos de estreno. Tras las cuatro magníficas tandas, no parece ninguna barbaridad afirmar que seguramente este año les habría dado para luchar por el primer premio en la modalidad de chirigotas. En el primer cuplé, guiño al Jurado, al que quieren ayudar arremetiendo contra los protestones: “Dejarse ya de Bizcocho y pedid tortillitas de camarones”. Golpetazo irónico que quizá los propios protestones no entendieron. El segundo cuplé es otra genialidad marca de la casa, de ese Juan Carlos chirigotero renacido que tanto se echaba de menos: va a hacerse una analítica de sangre y orina y siente por detrás en el mismo ascensor la bata del celador ¡POM! Le daba igual que estuviese con su novia. No quiso decir nada, que después dicen que es homofobia. Cuando para el ascensor, pregunta como si nada a dónde va el paciente. “Yo iba a sacarme sangre pero ya creo que es suficiente”.

 

En un repertorio tan cercano a la perfección, se volvió a quedar algo corto un popurrí algo monótono musicalmente que, pese a su interesante contenido crítico, parece no haber conseguido hacerse hueco entre las preferencias de gran parte de los aficionados. Pese a ello, casi todo lo demás es de un nivel tan sublime que el primer premio de Los mafiosos no supondría ninguna sorpresa.

 

FOTOS: Actuación de la comparsa ‘Los mafiosos’ en la Final del Falla

ACTUACIÓN EN SEMIFINALES DE LA COMPARSA LOS MAFIOSOS

 

VALORACIÓN: A POR EL UNO 

 

No levantó el pie del acelerador Juan Carlos Aragón tras sus dos notabilísimas actuaciones de preliminares y cuartos, firmando en su pase de semifinales un nuevo repertorio difícilmente superable en pasodobles y, lo que a la postre puede ser determinante, también en cuplés.

 

 EL ALTAR DEL PASODOBLE 

 

El primer pasodoble quedará para la historia como EL PASODOBLE a la madre. Con lo mucho que se ha cantado sobre el tema, solo un poema como el de Juan Carlos podía seguir sacando oro del pozo y a la vez, de alguna manera, darlo por cerrado, pues poco más y mejor se podrá decir al respecto en el futuro.  Por anchos que sean los mares y más altas las cordilleras, por más que la tierra brille en los metales, por más azul que esté el cielo, donde se ponga una madre todo se quite de en medio. No hay alegría mayor ni primavera más grande que la que te da una madre al estar a tu vera. El que dice que nadie es imprescindible o no tuvo mamá o no sabe lo que dice. La mujer se va haciendo un gigante desde que el vientre se le abre. Mira si es grande su amor que hasta el mismo Dios para hacerse hombre necesitó del vientre de una madre. Levantar al público con una letra poética es francamente difícil, pero Aragón lo consiguió. Otra vez.

 

Y de la lírica incomparable a la crítica inapelable, que llegó con el segundo pasodoble, un alegato republicano expuesto con tanta rabia en sus razones como mesura en su expresión. Dirigiéndose al rey Felipe VI, le cuestionan sobre el dudoso orgullo de la herencia de su corona, sobre su traición a un abuelo desterrado por el demonio hecho persona al que su padre seguía, sobre su empeño en apoyar al gobierno más corrupto y menos votado de la historia. Retan a este “cómplice de un tirano” a poner su corona a disposición del pueblo para que la votemos: si sale que sí, lo reconocerán, pero si el resultado es un NO, “márchese y que la historia comience de nuevo”.

 

¡CHIRIGOTA, CHIRIGOTA!

 

Lo bordaron también en los cuplés, que arrancaron carcajadas como pocas chirigotas y ninguna comparsa han conseguido en el presente certamen. La música se presta muchísimo a la comicidad y las letras no desaprovechan tan favorable marco. En el primero, Juan Carlos tiene en casa un robot mayordomo que hasta encarga pizza. Cuando llega el repartidor le dice que espere la propina y vuelve con 17 compact de Catastrophic. En el segundo, se cachondean del fervor patriota antiindepentista colocando un pedazo de bandera en el balcón, tan grande que así no se nota la maría que están sembrando en la jardinera.

 

La comparsa no afloja desde preliminares en ninguna faceta del repertorio ni en la interpretación, por lo que su presencia en la Final no puede estar más clara. El primer premio dependerá del último pase, pero la sensación, dentro de la tremenda igualdad, es que por el momento los mafiosos miran a sus rivales por el retrovisor.

 

FOTOS: Actuación de la comparsa ‘Los mafiosos’ en Semifinales del COAC 2018

 

‘Los mafiosos’ en Semifinales.

ACTUACIÓN EN CUARTOS DE LA COMPARSA LOS MAFIOSOS

 

VALORACIÓN: A SEMIFINALES DEL TIRÓN 

 

La comparsa de Juan Carlos Aragón, tras apuntar muy buenas maneras en su estreno, selló un segundo pase de impacto en el que, a las dos brillantes letras de pasodoble, sumó una sobresaliente tanda de cuplés que, en un concurso tan igualado, puede resultar desequilibrante.

 

PURA LITERATURA

 

Volvió a destacar sobremanera la construcción literaria de los pasodobles, elaboradísimos en su desarrollo, pero de una complejidad bien medida que no dificulta la comprensión inmediata del mensaje. Crítica política y social en la primera letra. Aquí donde día tras día el pueblo se calla y se esconde, donde la mujer es más esclava y barata que otro hombre, donde la derecha es tan ultraderecha que se está abriendo una brecha insalvable con la izquierda, donde más de cienmil no descansan en paz ni muertos, donde la ignorancia es patrimonio de un pueblo que cree que vive en democracia, qué importa ya donde entierren a Franco. El segundo, más poético y conceptual, a la sonrisa. Esa sonrisa descalza, contagiosa y caliente, como la esperanza, inocente, un calambre del alma, la campana que anuncia pura la vida, imprescindible para seguir viviendo cuando, entre tanto sufrimiento, la muerte a toda prisa.

 

CUPLETAZOS

 

La música del cuplé ya nos parecía un pelotazo en preliminares, pero las letras no acompañaron del todo. La tanda de cuartos sí que sacó oro de tan sugerente composición, cuajando la mejor pareja de cuplés que se han cantado hasta el momento en la modalidad. En el primero, en un ingenioso juego de palabras, van a descambiar un Iphone en garantía porque en los selfies aparecen con cuernos y en la tienda les dicen que el móvil no tiene ningún problema, que a ver si es que la novia se está cambiando de compañía. En el segundo, también muy bueno, se tatúan un verso de Juan Carlos precisamente ahí donde terminan sus cuplés. Y como se vienen arriba, le piden al tatuador que en el hueco restante les ponga el popurrí de los Tintos.

 

FOTOS: Pase de Cuartos de la comparsa Los mafiosos

Pase de Cuartos de la comparsa Los mafiosos.

Pase de Cuartos de la comparsa Los mafiosos.

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DE LA COMPARSA LOS MAFIOSOS

 

VALORACIÓN: APTÍSIMO 

Fantástica presentación que el grupo, en estado de gracia, defiende de maravilla. El carnaval es del pueblo y ellos van a intentar devolvérselo, aunque  tengan que hacerlo a la manera de los mafiosos.

 

PLUMA PRIVILEGIADA

El pasodoble, musicalmente delicioso, brilla especialmente en el trío, que interpretan a capella. Y precisamente a la música  dedica Juan Carlos su primera letra, de una calidad inigualable. Tras reflexionar sobre su influencia en la historia de la humanidad, va de lo general a lo particular para repasar el hilo musical de su propia vida, desde las coplas de carnaval de su cuna, hasta Bob Dylan, Leonard Cohen, o Triana, “dioses únicos y verdaderos, que con su melodía y su forma de hablar nos dieron la felicidad, la que no compra ni el amor ni el dinero”. La segunda es otra magnífica letra que, por arte del Patronato, se quedará sin puntuar. De ver tanta bandera y no verde ni blanca, se preguntan si de Andalucía se levantará alguna vez una raza con coraje y rebeldía para convertirla en patria. ¿Basta con hablar otra lengua o hay que usar pasamontañas? “Mientras mi pueblo canta, en toda la humanidad los pobres se levantan”. Sueñan con que en la carrera por la dignidad Andalucía se ponga primera.

 

Destacó también la música del cuplé, que con mejores letras puede dar mucho juego. El primero, para las sospechosas muertes de personas influyentes que se están dando últimamente, con remate para Rajoy, del que se quieren encargar personalmente. El desarrollo prometía más, al igual que el del segundo, a Rafa Nadal y Fernando Alonso.

 

NO TERMINA DE ROMPER

 

El popurrí, planteado en forma de historia, supuso un pequeño bajón en el hasta entonces prometedor repertorio, sobre todo por el escaso interés musical de la pieza. Tampoco ayudó el mensaje, metafórico, que al menos el que escribe no fue capaz de descifrar. La historia está construida entorno a la supuesta mercancía que el capo vende, pero no acaba de quedar claro de qué se trata. Habrá que prestar más atención a la próxima.

 

FOTOS: comparsa ‘Los mafiosos en el COAC 2018

 

Comparsa ‘Los mafiosos’, de Juan Carlos Aragón, en Preliminares del COAC 2018.