Chirigota 'Cai de mi arma (7,20)'.

Cai de Miarma (7,20)

Por  7:05 h.
Autor Letra Jesús Manuel Selma
Autor Música Enrique García Rosado 'Quique Remolino'
Localidad Cádiz
Agrupación año anterior La revolución de las mariposas (Las Frida Kahlo)
Fecha próxima actuación 22-01-2018 21:50:00

ACTUACIÓN EN LA FINAL DE LA CHIRIGOTA CAI DE MIARMA (7,20)

 

Malísima suerte con el sorteo tuvieron los chirigoteros de Juanlu Cascana, que empezaron a cantar su simpatiquísima presentación en la Gran Final a las seis y media de la mañana ante un público cerca de la extenuación tras diez horas seguidas de espectáculo.

 

El primer pasodoble, que a diferencia de todos los demás, cantaron al unísimo sevillanos y gaditanos en todo momento, lo dedicaron a sus propios hijos, que se estrenan en una final como figurantes. La interpretación, insegura, no fue muy buena. Remozaron el que dedicaron a la Uchi en preliminares cambiando una estrofa hacer referencia a su clasificación para la finalísima.

 

Cuando iban a comenzar el primer cuplé, pasó lo que tenía que pasar en esta maratoniana función de la que alguna mente privilegiada decidió eliminar los descansos: un espectador se sintió indispuesto y tuvo que ser atendido de urgencia por los sanitarios en pleno patio de butacas. La chirigota tuvo que interrumpir la interpretación y se vivieron momentos verdaderamente dramáticos hasta que los grandísimos profesionales de la Cruz Roja consiguieron reanimar al joven, que abandonó el teatro por su propio pie. Ante el positivo desenlace de la situación, los chirigoteros reaccionaron con arte y el público los jaleó consiguiendo que pronto se diluyera la sensación de mal cuerpo que poco antes reinaba en el Falla.  El primer cuplé lo dedicaron a los cantantes que no han tenido fortuna en el carnaval e incluso prometieron un sitio en la chirigota a Guillermo Cano, de postulante, claro. El segundo, fue el de Andreíta que cantaron en cuartos.

 

La chirigota, al contrario que la Armada Invencible, sí pudo contra los elementos y tras el popurrí fue despedida por el público en pie y con gritos de chirigota, chirigota.

 

FOTOS: Chirigota Cai de miarma (7,20) en la Final del Falla. Carnaval de Cádiz 2018

 

ACTUACIÓN EN SEMIFINALES DE LA CHIRIGOTA CAI DE MIARMA (7,20)

 

VALORACIÓN: A POR EL UNO 

 

La chirigota de Jesús Selma y Cascana tiene toda la pinta de convertirse en Los de Gris de 2018. Aquella chirigota, que partía en el concurso de 2013 en desventaja por no ser uno de los grupos con nombre, remontó desde el décimo puesto para alzarse finalmente con el primer premio. Las sensaciones con Cai de Miarma (7,20) no pueden ser más parecidas. Mientras mucha gente esperaba el fallo de un conjunto que no se caracteriza por su seguridad en la interpretación, en cada fase del concurso se han ido superando y en su actuación de semifinales cuajaron el pase más completo de la modalidad hasta el momento.

 

No estuvo mal el primer pasodoble, un homenaje a Chiquito de la Calzada parecido al que ya cantara La perla dorada en preliminares, pero con un remate más interesante. Mientras entre sevillanos y gaditanos siempre estamos a porfía a ver cuál es la provincia con más arte, Chiquito, siendo malagueño, demostró que el arte lo tiene toda Andalucía.

 

Con la segunda letra, dedicada al cajonazo al Bizcocho, dieron un pasito más hacia el éxito. Sin dejar de solidarizarse con la chirigota rinconera, lanzaron un mensaje de deportividad, pues el concurso es como la liga y a veces se está arriba y a veces se está abajo. Los instaron a no quemarse todavía y disfrutar de la calle, que sabrá reconocer el valor de su propuesta. Un pasodoble con su dosis correcta de populismo que fue muy bien recibido por el público.

 

EL PELOTAZO

 

Con el segundo cuplé consiguieron poner el teatro boca abajo. Estaban hablando de Netflix y tras el parón central de la música, los sevillanos se equivocaron estrepitosamente con la letra, sembrando el pánico entre el público (no puede ser, con lo bien que iban). Retomaron los gaditanos rematando con que los sevillanos se han equivocado adrede para que no los pasen a la final. El cobazo fue de envergadura y la ovación no permitió escuchar el estribillo. El primer cuplé también había sido muy bueno. Mientras están en el tema con la vecina, que es una fiebre del carnaval, entra el marido y saltan por la ventana, quedándose colgados del tendedero. Cuando el marido les pregunta qué hacen ahí, le contestan que ensayando para salir con Los campaneros.

 

Con el celebrado popurrí cerraron una actuación prácticamente redonda que podría catapultar a lo más alto de la clasificación a una chirigota que ya no es una sorpresa.

 

FOTOS: Chirigota ‘Cai de Miarma’ en su actuación de Semifinales en el COAC 2018

 

Chirigota ‘Cai de Miarma’ en su actuación en Semifinales del COAC 2018.

 

 

ACTUACIÓN EN CUARTOS DE LA CHIRIGOTA CAI DE MIARMA (7,20)

 

VALORACIÓN: A SEMIFINALES DEL TIRÓN 

La chirigota del Cascana, seguramente la sorpresa del concurso, logró mantenerse en todo lo alto en su segunda actuación, pese a toparse con un púbico gélido de inicio al que le costó un poco entrar en el repertorio pero que acabo totalmente entregado.

 

Al fallido concurso excluyente de la Diputación de Sevilla dedicaron el primer pasodoble, con un interesante giro final, pues gracias a estas cositas Sevilla está haciendo más grande “mi carnaval, tu carnaval”. Porque sí, el carnaval de Cádiz es también de Sevilla y de todo el que quiera aportar.

 

LA OVACIÓN

 

Protagonizaron el momentazo del concurso con un pasodoble que empezó como un homenaje a su compañero Willy de Cádiz para convertirse en una preciosa letra para sus pies y sus manos, su amiga y amante, Lola, que salió a escena deshecha en lágrimas a mitad del pasodoble. Después del “Cuántas Lolas requiere este mundo tan falto de amor verdarero” final el Falla explotó en una larguísima ovación que no pese a todo no duró lo suficiente como para que se nos pasara el encogimiento cardíaco. Pasodoblón sin artificios que emocionó como las cosas auténticas.

 

Demostraron con el segundo cuplé que todavía se puede sacar punta con arte al ya manido asunto de Andreíta, lo que consiguieron autocensurando algunas partes de la gamberra letra tocando el pito. No estuvo mal el primero, a las estampidas de la Madrugá, y a un amago que hubo en Cádiz provocado por el bombista de los Molinas.

 

FOTOS: Pase de Cuartos de Cai de mi arma

Actuación de la chirigota Cai de mi arma en el COAC.

Actuación de la chirigota Cai de mi arma en el COAC.

 

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DE LA CHIRIGOTA CAI DE MIARMA (7,20)

 

VALORACIÓN: APTÍSIMO 

La valla del peaje. A un lado, los sevillanos, pidiendo que el Bizcocho sea pregonero y Alvarado Dios Momo; al otro, los gaditanos defendiendo las cositas de aquí. Genial idea que engancha enseguida y a la que sacan muchísimo partido en la presentación.

 

Decae ligeramente el interés en los pasodobles. Más tiritos entre miarmas y gaditas en el comienzo del primero, de presentación, que cantan por turnos para terminar uniéndose en su reclamación de la eliminación del peaje. En el segundo, rinden homenaje a la desaparecida Uchi. “Sin ella Cádiz es menos Cádiz y la Viña es menos Viña”.

 

Cuplé fresquito sobre los tipos de las comparsas que ya han actuado, en el que continúa con mucho age el diálogo entre sevillanos y gaditanos. Igualmente de actualidad el segundo, al preso que “resucitó” hace un par de semanas en Asturias, más flojo en el remate del segundo que en el desarrollo.

 

¿PELOTAZO? 

Gran cachondeo en el popurrí, en el que, con continuos cambios de alineación, se las ingenian para que ninguno de los cerca de veinte amigos se quede sin cantar.  Desde el cameo inicial del Canijo de Jerez, de Los Delincuentes, hasta la cuarteta final mantuvieron al público con la carcajada en la boca. Gratísima sorpresa de la chirigota del Cascana que, mejorando pasodobles y cuplés, podría aspirar este año a luchar por los premios.

 

FOTOS: Cai de miarma (7,20) en preliminares del COAC 2018

 

Chirigota ‘Cai de mi arma’ (7,20).