Coro 'El diablo se viste de coro'.

El diablo se viste de coro

Por  0:40 h.
Autor Letra Fernando Migueles
Autor Música Fernando Migueles
Localidad Cádiz
Fecha próxima actuación 23-01-2018 20:30:00

ACTUACIÓN EN SEMIFINALES DEL CORO EL DIABLO SE VISTE DE CORO

 

VALORACIÓN: AQUÍ SE QUEDA 

 

Continuó la meritoria progresión del coro de Nandi Migueles en la interpretación tras aquel poco lucido debut que sembró tantas dudas entre la afición. A la tercera, la presentación sonó ya seguramente muy cerca de lo que Nandi pretendía desde un principio.

 

En el primer tango, de corte crítico, analizaron la situación sociopolítica del país. Llegó más el segundo, escrito con mucha sensibilidad, en el que un abuelo gaditano transmite a su nieto sus recuerdos de carnaval.

 

No despuntaron los cuplés, a lo difícil que les resulta, como demonios que son, pasear por una ciudad con tantos nombres de santos en sus calles y a una posesión demoníaca de la exalcaldesa Teófila Martínez.

 

En un año donde la competencia es tan fuerte, el coro parece haberse quedado algo rezagado, por lo que sus posibilidades de final se antojan muy lejanas.

 

FOTOS: coro ‘El diablo se viste de coro’ en Semifinales del COAC 2018

 

Coro ‘El diablo se viste de coro’ en su actuación de Semifinales.

ACTUACIÓN EN CUARTOS DEL CORO EL DIABLO SE VISTE DE CORO

 

VALORACIÓN: AHÍ, AHÍ 

 

Para la presentación, que en preliminares supuso un importante tropiezo del que les costó reponerse, optaron por eliminar el amplificador del piano eléctrico y la guitarra acústica y adelantar mucho más la formación del coro en escena. El resultado, siendo muchísimo mejor que el del estreno, siguió sin ser completamente satisfactorio porque en esta ocasión el piano estaba sobre el escenario pero no se oía, totalmente eclipsado por la orquesta y las voces, que esta vez sí lucieron como antaño.

 

También mejoraron sensiblemente los tangos. El primero coincidió en su temática con el de Tino cantado apenas una hora antes, pero varió el desenlace. Nandi nos habló de sus miedos pasados y presentes, los de su infancia, a perderse en la playa, los de la adolescencia, a perder a un ser querido, los de la actualidad, a la soledad, para terminar garantizando que lo que nunca le dará miedo será cantar sobre estas tablas por muchas denuncias que vengan. Muy buena letra. También relució la segunda, a la música y a las mujeres de la orquesta que la hacen posible, con el original detalle de dejarla sonar en solitario durante varios compases en que las voces callaron a mitad del tango.

 

No estuvieron a la altura los cuplés, a una aplicación de móvil infernal y a la cantidad de agrupaciones de la provincia de Sevilla que vienen al Falla.

 

Tras el popurrí, pese a la indudable progresión interpretativa respecto a preliminares, queda la sensación de que no estamos ante uno de los mejores coros de Nandi y que no tienen garantizada del todo su presencia en la siguiente fase del concurso.

 

FOTOS: Pase de Cuartos de El diablo se viste de coro.

Actuación del coro El diablo se viste de coro.

 

 

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DEL CORO EL DIABLO SE VISTE DE CORO

 

VALORACIÓN: APTITO 

El piano eléctrico y la guitarra acústica en primera línea crearon un muro de sonido que impidió percibir las voces, al menos desde el foso. Una lástima, porque ciertamente la pieza se intuía musicalmente muy trabajada.

 

El tango, muy melódico, viene precedido por una falseta preciosa. El grupo, algo falto de equilibrio, no lo defiende con la exquisitez acostumbrada en el coro de los niños. Las voces de la punta prensa no tuvieron su noche y lo fiaron todo a la potencia desmedida, desafinando continuamente. De la tanda, tras el metatango de rigor en el que el autor rememoró sus 30 años componiendo, destacó la segunda letra, un precioso recuerdo de Nandi  a la que fue mujer de sus sueños, a esa que conoció mientras tocaba la guitarra, a esa mujer que le mostró el camino hacia el amor eterno y sigue acompañándole y cogiéndole de la mano aunque ya no esté aquí físicamente.

 

Cuplés de trámite con tirito a sus máximos rivales en la modalidad y a la predilección de Nandi Migueles por los estribillos con trabalenguas. El estribillo en sí, más que un trabalenguas, es una retahíla larguísima (quizá excesiva) de personajes malvados, reales y ficticios.

 

TOCA APRETAR LOS DIENTES

En el popurrí, muy variado musicalmente, volvieron a quedar en evidencia las carencias en la interpretación de un coro que deberá apretar mucho en sus siguientes actuaciones si quiere recuperar su sitio entre los mejores.

 

FOTOS: coro ‘El diablo se viste de coro’ en el COAC 2018

 

Coro ‘El diablo se viste de coro’.