Comparsa 'Los ángeles de la guarda' en Preliminares del COAC 2018.

Los ángeles de la guarda

Por  2:00 h.
Autor Letra David Márquez Mateos y Francisco Javier Márquez Mateos
Autor Música David Márquez Mateos y Francisco Javier Márquez Mateos
Localidad Cádiz
Agrupación año anterior La azotea
Fecha próxima actuación 30-01-2018 21:10:00

ACTUACIÓN EN SEMIFINALES DE LA COMPARSA LOS ÁNGELES DE LA GUARDA

 

VALORACIÓN: NO ESTÁ CLARO EL PASE 

 

Volvió a convencer, más que nunca, la presentación, que funciona como una cancíón-historia hermosísima. El grupo la cantó y la contó con un gusto exquisito y una mesura poco frecuente en una modalidad tan dada a los excesos interpretativos.

 

La primera letra supuso un severo correctivo a la diputada Celia Villalobos a cuenta de sus desafortunadas declaraciones acerca de las pensiones. Se nota que su señoría ha doblado poco el lumbago, está nueva del lomo y no tiene callos en las manos, nunca subió a un andamio, ni curró en la mar. Ella sí se puede jubilar cuando tenga 80 años, pues se dedica a jugar al Candy Crush o a quedarse dormida mientras charlan los otros. Y es que estamos pagando a una eminencia que cuando habla sentencia, pero no tiene vergüenza. Y tras la crítica política, llegó el turno del drama, tratado con esa sensibilidad tan especial de los Carapapas. Un ángel de la guarda, abatido, llega al cielo con un niño de la mano, Xavi. Dios dice que su nombre no figura en la lista, pero el ángel confiesa que fue su culpa, que se descuidó un segundo y en ese momento apareció el demonio conduciendo una furgoneta y no le dio tiempo a salvarle la vida. Así, desolado, le pide a Dios que le corte las alas, pues si Xavi está en el cielo, ya no las necesita.

 

Destacó de la tanda de cuplés el segundo, antes del cual se les cayeron los pitos al suelo. Los angelitos han ido al pueblo irlandés donde se produce la viagra y solo de respirar el humo de la fábrica están tan revolucionados que nadie se ha atrevido a agacharse a recoger los pitos. También estuvo simpático el primero, en el que los legionarios, puestos a dieta después de su deplorable imagen en el desfile de las Fuerzas Armadas, le están viendo a la cabra carita de filetito.

 

La comparsa de los Carapapas ha mantenido durante su participación una regularidad muy meritoria, pero no parece haber llegado a dar el golpe de autoridad necesario para garantizarse un puesto en la carísima final. De cualquier manera, su presencia el próximo Viernes tampoco sería una sorpresa.

 

FOTOS: comparsa ‘Los ángeles de la guarda’ en Semifinales del COAC 2018.

 

Comparsa ‘Los ángeles de la guarda’ en Semifinales del COAC 2018.

ACTUACIÓN EN CUARTOS DE LA COMPARSA LOS ÁNGELES DE LA GUARDA

 

VALORACIÓN: A SEMIFINALES DEL TIRÓN 

 

Gracias a las mejoras en la interpretación, se pudo degustar aún más que en preliminares la notable presentación, que es el hermoso relato de cómo el ángel custodio recibe su destino, cuidar de una niña gaditana.

 

Continuaron las buenas sensaciones en el primer pasodoble. Letra directa, sin concesiones a la poesía, que es un auténtico repaso a los patriotas balconeros. Como son ángeles, “se la sudan las banderas”. Entienden a los que piden la independencia porque este país les da vergüenza. Tras desgranar un buen puñado de aspectos negativos de la democracia española, retan a esos patriotas de pacotilla a sacar sus trapitos una vez se solucionen todas las injusticias, pues solo entonces se podrá sentir orgullo por pertenecer a este país.

 

¡QUÉ MALDAD!

 

La segunda letra, melodramática y tramposilla, es la tortuosa relación de un hombre con una supuesta mujer que le destrozó la vida. En el giro final, la mujer es la bebida, pero ellos han conseguido vencer su adicción. La respuesta de una voz malévola desde Gallinero, gritando “¡Alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos!” destrozó todo el esfuerzo lírico en un segundo.

 

 CUPLETAZOS

 

Destacó sobremanera la tanda de cuplés, en los que los Carapapa parecen haber retomado el pulso chirigotero a la pieza. Funcionó muy bien el primero, a la aplicación que te pone cara de animalito y cómo uno se ve con cuernos en el móvil, a pesar de que no tiene instalada la aplicación. El segundo cuplé, también muy bueno, es una retahíla de frases incomprensibles, que no te preocupes, que te lo explica Enrique Miranda.

 

FOTOS: ‘Los ángeles de la guarda’ en el COAC 2018

 

‘Los ángeles de la guarda’ en cuartos.

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DE LA COMPARSA LOS ÁNGELES DE LA GUARDA

 

VALORACIÓN: APTO 

Convincente presentación de la comparsa de los hermanos Carapapa que comparecen con un grupo que, lejos de acusar los cambios, suena más compensado y comedido que en años anteriores. Mucho gusto en una interpretación que huye de los acostumbrados excesos.

 

El pasodoble también se aleja musicalmente de la producción anterior de los autores para transitar por sendas melódicas en las que se intuyen ciertos ecos de Martín hasta el trío y de Aragón en la búsqueda del remate. En la primera letra, de pellizco, retornan a la Viña de su infancia, a aquel lavaero de Lubet, a ese santuario donde se criaron dos niños que crecieron y que nunca hasta ahora le cantaron a su barrio caletero. Se resarcen con creces con un pasodoble enorme. No abandonan el carácter poético en la segunda copla, en la que el amor es capaz de sobrevivir a la muerte.

 

Simpática aunque desigual tanda de cuplés. Rompió el primero, a la dificultad para conseguir entradas para el Falla, pero no para el COAC, sino para Pablo López. No cuajó tanto el segundo, a la independencia de Cataluña.

 

 

Buen popurrí de una comparsa que en su estreno dejó una sensación quizá algo más fría de lo esperado pero a cuya progresión habrá que estar pendientes.

 

FOTOS: Los ángeles de la guarda en Preliminares del COAC – Carnaval de Cádiz 2018

 

Comparsa ‘Los ángeles de la guarda’.