Manolito Santander en plena actuación con Los brujos Titis.

Los brujos titis

Por  22:00 h.
Autor Letra Manolo Santander y Sánchez Reyes
Autor Música Manolo Santander
Localidad Cádiz
Agrupación año anterior Los de Cádiz Norte
Fecha próxima actuación 30-01-2018 02:40:00

ACTUACIÓN EN SEMIFINALES DE LA CHIRIGOTA LOS BRUJOS TITIS

 

VALORACIÓN: NO ESTÁ CLARO EL PASE 

 

La chirigota de Sánchez Reyes y Manolo Santander volvió a impartir una lección de gaditanismo sustentada en una espectacular tanda de pasodobles que quedará para el recuerdo.

 

 PASODOBLES PARA LA HISTORIA

 

El primero para Cádiz, Cadi o Cai, “las tres maneras de nombrarte”. La primera es la más fina, terminada en Z, como te conocen en el norte. Cadi para los andaluces, que se comen las letras porque tienen telarañas en las tripas. Y la D se va perdiendo al entrar en la ciudad y se convierte en el Cai de Niña Pastori, el Cai del querido Pillo, el” Cai de alma, Cai de mis penas”. Un pasodoble colosal que pasa instantáneamente a formar parte de la antología de coplas eternas del carnaval. Y el segundo, a los viejos chirigoteros anónimos, con fama de incultos y sinvergüenzas, que cimentaron la fiesta sorteando la censura, tampoco se quedó atrás. Estos héroes en blanco y negro nunca tendrán una calle en Cádiz, pero Manolo Santander los admira tanto, tanto los respeta, que se enorgullece pero duda si merece llamarse como ellos, un chirigotero. La música, después de seis escuchas, se confirma como seguramente la mejor de la modalidad en el presente concurso y, lo que es mucho decir, en el pódium de composiciones del autor.

 

No estuvieron al excelso nivel de los pasodobles los cuplés, pero es que para eso tendrían que haber traído “iba por Canalejas” y “en donde yo mejor me lo pasé”. Se quedó en gamberrete el primero, a los gustos de su prima por darse baños de fango en el Río Pedro, que le ha llevado a tener en el yamentiende un vivero de coquinas. Mejor aunque previsible el remate del segundo, a una vecina que tiene la costumbre de ver las procesiones en una sillita, hasta que tiene que intervenir el Cristo y decirle “levántate y anda”.

 

El pamplinoso popurrí, siendo aceptable, no está entre los puntos fuertes de una chirigota cuya mayor baza para colarse en la pelea por los premios está en el apartado musical e interpretativo y en las letras de los pasodobles. Habrá que esperar a la actuación de los rivales para ver si es suficiente, pero no parece que su presencia el viernes sea incontestable.

 

FOTOS: actuación de la chirigota ‘Los brujos titis’ en Semifinales del COAC 2018

 

Chirigota ‘Los brujos titis’ en Semifinales.

ACTUACIÓN EN CUARTOS DE LA CHIRIGOTA LOS BRUJOS TITIS

 

VALORACIÓN: AHÍ, AHÍ 

 

Sobreviviendo, y con alegría, se presentaron los brujos Titi de Manolito Santander en esta segunda fase del concurso. El público, menos complaciente que en preliminares, no los acogió con tanto entusiasmo como entonces.

 

Y eso a pesar del monumental primer pasodoble que se marcaron. Manolito le canta al gaditano que, lejos de su ciudad, escucha llorando las coplas de carnaval. Esas coplas que lo hacen creer que está aquí mismo, que parece que hasta huele la sal de la bahía, que le aceleran el corazón a caja y bombo. No es solo carnaval, es algo más: el cordón umbilical que nunca rompe para estar unido a esta tierra.  Controvertido cuanto menos resultó el mensaje del segundo pasodoble. Hablan de la empresa Carnavales S.A. como la única manera de salir del paro en Cádiz para los jóvenes, que ya no estudian ingeniería y prefieren salir en comparsa que da más prestigio y más dinero. Parecía que iban a dar un giro para criticar esa actitud indolente de la juventud gaditana, pero nada más lejos de la realidad. El palo se lo lleva Sevilla, por intentar robar a los gaditanos el trabajo (el carnaval). Esperemos que sea ironía.

 

No fue bien recibido el surrealista primer cuplé, en el que una pijota le pide a un guiri en el mercado que no cuelgue sus fotos en Facebook y que, si lo hace, que a los niños no se los saque. Aún siendo menos ocurrente, mejor suerte corrió el segundo, en el que, en una barbería de esas modernas, el barbero les da un masaje en la barba y acaban viviendo con él.

 

Continuó la frialdad ambiental en el popurrí, del que prácticamente ninguna cuarteta fue celebrada por el amodorrado público.

 

FOTOS: ‘Los brujos Titis’ en cuartos del COAC 2018

 

La chirigota ‘Los brujos Titis’ en la fase de cuartos.

 

ACTUACIÓN EN PRELIMINARES DE LA CHIRIGOTA LOS BRUJOS TITI

 

VALORACIÓN: APTÍSIMO 

¡Uh, ah! Los de Cádiz Norte se han convertido en hechiceros pero no de los de brevajes, sino en unos brujos gaditanos muy manitas que hacen de todo para ir ganándose la vida. Y con alegría. Alarde de gaditanismo en un primer pasodoble con personalidad donde lucen las prodigiosas segundas de un conjunto espectacular. “Yo soy de Cádiz y de Cádiz na más y no hay dinero que pague en el mundo lo que siento al cantarlo”. Manolito hace tiempo que no sabe componer un pasodoble que no sea una obra maestra. El de Los brujos Titi también tiene visos de quedar para el recuerdo.

 

VELLITO DE PUNTA

El momentazo de la actuación llegó con el segundo pasodoble. Veinte años se cumplen de aquella Familia Pepperoni y su bendito “Me han dicho que el amarillo”. Y veinte años que lleva Manolito dando las gracias a la vida por haberle permitido poner voz a esa afición con esa letra que hoy los abuelos enseñan a sus nietos. Como no podía ser de otra forma, rematan con un “Vivan los cadistas vivan sus cojones”. El vello permaneció enhiesto durante todo el pasodoble y el público correspondió cantando de principio a fin el celebrado himno.

 

PINTA BIEN LA COSA…

Muy simpático el primer cuplé, a los horarios tan raros del fútbol para que los partidos se vean en China. Por eso debió de poner el Kichi la cabalgata de reyes a las tres de la tarde, para que la vean los chinos. La obsesión por las series de la parienta en el segundo, mejor en su desarrollo que en el remate. Bien también el estribillo, en el que los hechiceros trocan el caldero por la thermomix. El popurrí sigue en la buena línea de todo el repertorio y con un humor sencillo y casi siempre localista coloca de nuevo a la chirigota de Manolo Santander en un lugar privilegiado para competir por los premios.

 

FOTOS: Los brujos titis en Preliminares del COAC 2018

 

Chirigota Los brujos titi.